Quienes somos

Samaniego Herri Ikastetxea está ubicada en el barrio de Santa Lutzia de Tolosa y junto a Orixe, Escuela de Formación Profesional Tolosaldea y Aransgi completa la zona escolar pública de Tolosadea . Nuestra historia comenzó en los años setenta. En aquella época se crearon escuelas de concentración para poder recibir a los alumnos de los pueblos pequeños de Tolosaldea.

 

En el transcurso de los años hemos llevado a cabo muchos proyectos de formación e innovación y nos definimos como una escuela activa para poder dar una respuesta adecuada a este cambio social cada vez más acelerado y ofrecer una educación de calidad. Tenemos en cuenta la diversidad, la inclusión, la paridad … creemos en la igualdad de oportunidades y fomentamos una gestión participativa y activa en el quehacer diario entre el alumnado, profesorado, resto de personal no docente y las familias.

 

Por otro lado, tenemos unos compromisos claros con respecto a:

 

Nuestra lengua y cultura (tomando como punto de partida normalización del euskera).

Medio Ambiente (somos una escuela sostenible desde 2008, el edificio de ed. infantil cumple con las condiciones bioclimáticas y participamos también en el proyecto de escuela forestal).

Nuestro pueblo (participando en diversos proyectos y foros que nos ofrece el ayuntamiento como agenda 21, ciudad infantil, escuela andando …).

La diversidad cultural (dentro del compromiso de hermanamiento de las escuelas del valle colombiano de Guabas, promoviendo el proyecto Bibliomula).

La capacitación y el uso de las nuevas tecnologías.

Una convivencia sana.

 

Los recursos y servicios de que disponemos están pensados para responder a las necesidades que surgen continuamente en el proceso de enseñanza y en otros aspectos: el rincón infantil, ludotecas, salidas montañeras, comedor,  transporte,  actividades extraescolares que se ofrecen al mediodía, (escuela deportiva, etc.) y para llevar a cabo estas actividades estamos trabajando conjuntamente con la asociación de padres "Gorosti".

 

En lo que respecta a las familias, la implicación de estos últimos años en la educación de sus hijos e hijas es evidente. Así, se trata de estrechar lazos entre la escuela y la familia: charlas para padres y madres, participación de los padres y madres en todas las comisiones (economía, comedor, euskera, medio ambiente, deporte, convivencia, nuevas tecnologías …). Nuestro reto es responder adecuadamente a la coordinación entre el centro educativo y la familia como parte integrante de la educación.

 

En definitiva, queremos conseguir un centro educativo cercano a la realidad, integrado en la comunidad, participativo, emprendedor, inclusivo, plural, crítico, saludable y sostenible. La ilusión de la comunidad educativa que formamos Samaniego y el intenso trabajo diario nos ayudan a avanzaren este sentido.